Yo, la autora

Cierto mis textos son lo que pienso y muchas veces por ser mujer guardo dentro de los silencios nocturnos, pero quién puede evitar que los escriba ... tuve dueño de mis palabras, pero le quitaba la libertad a mi mano y a mi pensamiento ...

martes, junio 8

Sin despedidas

Voy a extrañar tus ojos desde el callejón, mirando desde tu corazón el movimiento del capote.
Buscaré seguro tu figura cabizbaja y pensativa en las calles donde tus pasos se perdieron y que me condujeron a encontrarte.
Me llenaré de gozo en las tardes de seda y sol, entre gritos de insolentes y el sabor de fiesta brava, para después de cada corrida levantar un pañuelo blanco en nombre tuyo.
Miraré de tanto en tanto por la ventana, para saber si cada suspiro me lo regresa el aire cargado de tu acento y tus palabras.
Llenaré de versos y cuentos mi bolsa para cuando regreses regalártelos enteros.
Usaré menos perfume para seducirte más a tu llegada.
Me inventaré que no te has ido para que no te me olvides y tus recuerdos los viva cada mañana.
Me beberé el café a pequeños sorbos para eternizar el placer como si lo hiciera de tu boca...
Te seré leal y fiel por convicción eterna porque nadie tocó mi alma ni se interesó por verla.
Buscaré un minuto para mirar al cielo nocturno que siempre veo y pedirle que te dé el descanso merecido de un día que te pareciera largo, triste o eterno.
Bendeciré el haberte encontrado sin buscarte porque al igual que la lluvia o el sol, se les aprecia más cuando no se tienen.
Escribiré más poesía y lloraré menos en prosa...