Yo, la autora

Cierto mis textos son lo que pienso y muchas veces por ser mujer guardo dentro de los silencios nocturnos, pero quién puede evitar que los escriba ... tuve dueño de mis palabras, pero le quitaba la libertad a mi mano y a mi pensamiento ...

miércoles, septiembre 22

Celos

Cómo seducirte torero, si abrazas a la muerte cada tarde y a mí me matan los celos. Si entre miradas de mujeres te me pierdes en el ruedo.

Cómo seducirte, si eres maestro del engaño, si cortejas a ese toro y lo embarcas con tu muleta y lo hechizas con tu figura y vas sacando su casta, tu valentía y mi desconsuelo.

Cuánto ha de pasar torero, para que me mires a los ojos como haces con el toro en el primer tercio.

A dónde tengo que mirar cuando te tenga cerca, a los ojos, al capote o la muleta, o he de esperar el estoque lo mismo que hace el burel, muy quieto.

No amaneces en mi cama, no te tengo en mis sueños, pelear contra lo que llevas en el corazón es perder el tiempo.

Hazme en tu vida entonces un instante, porque tengo en el alma un hueco, un vacìo de nostalgia, un vacìo de duelo.

3 comentarios:

  1. Mi intención no es convencerte de nada, es sólo darte información contrastada éticamente, un enfrentamiento contra la moral impuesta que tanto cuesta ver desde fuera una vez nos traga, y cuando lea, debata, observe, tome la decisión que quiera, pero siempre conversando y no desechando otras realidades posibles.
    La cultura, la tradicción, los ritos, etc... fueron modificados durante toda la historia teniendo en cuenta cambios en la moral de la sociedad.
    La moral va evolucionando en favor de los derechos y libertades de los humanos y de los animales, el sufrimiento no es justo en ningún caso si hay otras posibilidades.
    El ser humano debe tener actividades de ocio y diversión, pero hay que entender que su ocio y diversión no debe atentar contra la libertad de otros individuos. Es lógico y de justicia.
    Un saludo.
    Un apunte, usted no come carne porque no le gusta según sus manifestaciones, yo no como carne porque no me gusta el sufrimiento animal teniendo en cuenta que tengo otras opciones alimenticias que cubren el espectro necesario para mi desarrollo, para vivir.
    Es usted inteligente, con un carácter fuerte que le impide relacionarse con aquellos que no piensan igual, rechazándolos sin darles opción a un debate en el que intercambiar ideas, no se siente segura pero sí, es inteligente.

    ResponderEliminar
  2. Heyyyy, tiene razón soy muuuy inteligente por eso me gusta la tauromaquia... DEJEME EN PAZ... USTED SU MORAL Y SU VEGANÌA...

    ResponderEliminar
  3. Es ridículo que vincule su inteligencia al gusto de la tauromaquia, los gustos no dependen en absoluto del grado de intelecto, no sea ilógica.
    Sin embargo, la inteligencia sí que sirve para evaluar nuestros comportamientos, para sobreponernos a la moral impuesta por la sociedad a través de ritos o culturas no acordes a nuevos tiempos y si en su caso modificar estos para crear un bienestar general que afecte a humanos y no humanos porque los seres vivos sintientes no humanos al igual que nosotros no les gusta sufrir y no son suficientemente inteligentes para enfrentarse a los nosotros y nuestros caprichos, por eso debemos cuidarlos lo mejor que podamos, tenemos que amarlos como hermanos, de la misma forma que cuidamos a todos nuestros prójimos... todos somos lo mismo, somos vida, somos individuos con una historia evolutiva diferente pero coincidente en algunos planos como el disfrute de los sentidos que nos ayudan a relacionarnos, reproducirnos, vivir, buscarnos la vida y huir del dolor para poder sobrevivir.
    Querámonos todos, animales humanos y no humanos, no nos matemos, gritemos un hurra por la paz.

    ResponderEliminar