Yo, la autora

Cierto mis textos son lo que pienso y muchas veces por ser mujer guardo dentro de los silencios nocturnos, pero quién puede evitar que los escriba ... tuve dueño de mis palabras, pero le quitaba la libertad a mi mano y a mi pensamiento ...

lunes, agosto 16

Carta a un antitaurino

CARTA A UN ANTITAURINO


A ti, tú que te llamas antitaurino y nunca has tenido el menor contacto con un toro. A ti, que dices que defiendes a un animal del que solo te acuerdas cuando toca ir de manifestación... A ti, que para atacar lo que consideras un espectáculo desagradable solo se te ocurre desnudarte y cubrirte de tomate... A ti te lo digo, sí, a ti, desde el respeto que los que nos denominamos aficionados practicamos hacia vosotros... Siéntate un día con un torero, habla con él, escúchale... Solo así podrás saber que es amar a un animal, vivir por él. Déjale que te cuente como cuando todavía era un niño dejó aparcados los juguetes y decidió empezar a jugarse la vida... Pregúntale porqué prefirió olvidar su juventud para sacrificarse por un sueño, uno que sabía de antemano sería prácticamente imposible de alcanzar. Intenta comprender lo que significa olvidarte de todo... hasta de ti mismo, pensando, viviendo y soñando con ese animal que tú tanto defiendes... Imagínate alejado de tu familia, de tus amigos, de tu tierra y de tu gente. Y una tarde de invierno, abrígate y vete al campo con él, mira como nace ese animal al que tanta devoción le profesas y observa como te embiste cuando todavía no tiene fuerzas para ponerse en pie... la próxima vez, no podrás decir que no nació para luchar, que no tiene instinto... Pasa tardes, meses y años pensando en él al levantarte y soñando con él cuando llegue el final del día... Pierde mujeres, amigo y familia que nunca llegaron a entender que lo antepusieras sobre todo, que te quisieron con locura pero que no pudieron soportar tus ausencias, que lo intentaron por todos los medios, pero que nunca llegaron a entender esa obsesión que les dejaba siempre en un segundo plano y te convirtió en un ser siempre pensativo y solitario... Más tarde, dile al torero que te lleve unos días a su retiro invernal en el campo y pídele que te presente a un ganadero. Te acogerá sin pensarlo en su casa y te contará la verdad de la vida del toro, es el único que te puede explicar como viven, como luchan entre ellos, como se afanan por ser los mejores en ese albero que para ti es un matadero. Probablemente entre los dos te aburrirán de historias de tentaderos, de tardes de gloria y de noches de decepción porque las cosas no salieron como esperaban. Cuando llegue el amanecer ellos seguirán contándote anécdotas cuyo único protagonista será siempre el mismo. El toro. Si después de todo esto todavía tienes fuerza, sal al campo ponte cara a cara con un toro, frente a él, a pecho descubierto, mírale a los ojos e intenta adivinar que es lo que piensa hacer... Imagínate solo por un momento el dolor de una cornada... Estate dispuesto, convencido y mentalizado de dejarte matar... Después vuelve a tu casa. En la próxima manifestación, desnúdate, échate tomate por encima, ponte unas falsas banderillas, alza la voz y mantén que defiendes al toro bravo, que lo amas... Mientras estés desgañitándote en esa manifestación habrá un torero llorando porque no supo entender un toro, habrá un ganadero defendiendo una camada que si no fuera lidiada en la plaza hubiera muerto hace tiempo, habrá un mayoral dándole de comer a cien animales a los que conoce por su nombre y, con los ojos cerrados, habrá un chaval haciendo autostop para ir a un tentadero, habrá una persona jugándose la vida en la plaza, habrá mil, dos mil, cinco mil personas disfrutando de un Arte maravilloso, de una sensibilidad extrema, de unas muñecas prodigiosas, de un baile que solo pueden bailar los valientes... Pero sois vosotros los que defendéis al toro bravo... No juguéis con su futuro porque estáis jugando con el futuro de mucha gente que vive solo para que ese animal respire.
No quiero con este alegato convenceros de nada. No intentéis convencerme a mí de que nosotros no amamos al toro bravo...

Araceli San Pascual
enviado por Juan Pedro Moreno

11 comentarios:

  1. Beun punto de vista, otra cara, muchas veces citicamos sin saber la vision o problematica de las cosas.. saludo y exito
    @palhomo

    ResponderEliminar
  2. Creo que esa carta resume muchas cosas y demasiadas verdades...
    Enhorabuena por este precioso blog.

    ResponderEliminar
  3. Carolina:
    Te felicito por esta nota, creo que esta llena de reflexiones importantes y valiosas, sobre todo en un mundo dónde el "I,me, min" es la única medida de las cosas y se juzga a los demás desde el más sordo dialogo.

    A usted señor David:
    En primer lugar, creo que se precipita al utilizar adjetivos calificativos, de modo que el único vacío en su texto es el de sus juicios de valor sin reflexión. Le recomiendo que cuando se decida a escribir, piense, piense mucho, piense bien y despacio, recuerde que la prisa sólo es propia de los ladrones, los malos amantes y -¡vaya metafora"- los malos toreros.

    En primer lugar, digame, cuando habla de literarura carente de estilo, ¿a que se refiere?, ¿a una carta?, no eso no es literatura, ciertamente es una forma escrita para comunicarnos y la carta aqui presentada por Carolina contiene pensamientos muy interesantes, pero no creo que ella misma pretenda que sea literatura como usted la llama, así podrá ver lo precipitado de sus reacciones, tenga cuidado, no sea que un día llame tambien literatura a la lista del supermercado y piense que es vacia y carente de estilo por referirse a víveres que ya no hay en su alacena.
    Ahora bien, si quiere usted conocer literatura sobre la tauromaquia y empeparse un poco más de esta disciplina artistica y espiritual, le recomiendo que comience con Federico Garcia Lorca, pues la poesía es tan bella que facilita su lectura, sobre todo a los impacientes como usted, luego ya podrá abocarse a leer otros estilos literarios (ahora si puede llamarlos literatura) como el sensayo y descubir maravillosos escritos de José Ortega y Gasset, de Juan María Peman o incluso, para que no se canse la vista ya que parece no es usted muy paciente, hay algunos artículos interesantes de Fernando Savater, de Vargas Llosa, y ahi, podrá usted darse a la honesta tarea de mirar y tratar por unos minutos de reflexionar porque estos autores reconocidos pudieron mirar belleza donde usted no la puede encontrar.

    Ese ejercicio de honestidad, dejara claro para usted mismo si es capaz de escuchar a los demás, de escuchar, no de oir, vale?

    mire, tenia muchas cosas que decirle, pero lo dejao aqui, porque sino sus prisas lo pueden cansar.

    buena tarde amigo.

    PD. sabe, estoy cambiando de opinión, creo que la carta tiene pensamientos bellos, así que le doy la razón, es literatura, no vacía, si no como podrái serlo, pero es literatura. Olé y te tenga suerte en su vida.

    ResponderEliminar
  4. Estimado David:

    Que buena tarde me ha venido usted a regalar después de un arduo día de trabajo, hacia tiempo no disfrutaba tanto la sinrazón.

    A ver David, primero, no estoy descalificandolo por no compartir nuestro sentimiento artístico, porque así como usted tendrá derecho a insistir sin explicarlo, en que le parece tortura y su opinión es respectable civicamente hablando, habemos muchos también para quienes la tauromaquia resulta una expresión artistica, espiritual, llena de valores y capacidades admirables, y es usted el que nos juzga a nosotros y no al revés, por favor!, sea honesto, digame, ¿podría citar el párrafo o frase textual donde yo le juzgo por no disfrutar de la tauromaquia?.

    no, mis observaciones fueron más directamente a su prisa en agotar los adjetivos sin ton ni son y mi invitación fue a que leyerá algunas obras que sin duda le pueden, no convertir en un taurino, porque esa no es la intención, pero si en una persona razonables y respetuosa que con honestidad averigua que hay detras de una disciplian que no gustandole, ha inspirado tantas creaciones en la arquitectura, la escultura, la pintura, la literatura, la danza y la música, sin mencionar la séptima musa que es la cinematografía, y otras artes modernas como la fotografía, por ejemplo. El mensaje por si no lo ha entendido es: el hecho de que a usted no le parezca bello, no significa que no lo sea y el hecho de que usted no comprenda algo, no le autoriza a condernarlo, finalmente si a su muy personal moral le afecta, voila!, no vaya a las corridas, como yo por ejemplo, me aburro con el beisbol y con las telenovelas, y ¿adivine que?, no los veo. Lo otro es en efecto, un anhelo poco tiranico de que su propia y muy particular moral y puntos de vista deben imponersenos a los taurinos, como si yo tuviera el derecho de arrogarme prohibiciones a las personas que gustan de las telenovelas.

    se trata de respetarnos. Mire, y es verdad que se adelanta o precipita aún, pues ya tiene usted declarado que la vida no me interesa y es todo lo contrario. Amo la vida y amo la naturaleza, pero se que cada ser tiene precisamente una identidad y un modo de presentarse y desarrollarse en el mundo, y la naturaleza del toro es la furia (lea a Ortega y Gasset y lo entenderá mejor) pero no una furia ciega, sino una furia dirigida, de modo que el toreo, en primer plano básico, es un juego de geometría donde la destreza y sentido de los terrenos llevan al buen torero a saber conducir esa furia generando uan hermosa danza entre bestia y humano. le diré algo que si no se da tiempo, se que no entenderá, pero ese es su problema, lastimosamente, vamos a los toros porque amamos a los toros. latgo sería explicar aqui.

    por último, y la razón por la que me ha hecho reir mucho y se lo agradezco, matacuervos es una canción, una canción de Tomás Mendez, gran compositor de música mexicana, se hicieron famosas las interpretaciones de Maria Dolores Pradera y Raphael, ¿ya ve como se figura usted cosas?, jajaja, y es una canción de un toro que fue indultado y regreso con honor y grandeza a la dehesa, ya ve como se arranca así, sin ton ni son.

    un abrazo amigo, que le vaya muy bien.

    ResponderEliminar
  5. EL MATACUERVOS
    LETRA Y MUSICA DE TOMAS MENDEZ SOS

    PAISAJE DE CAMPOGRADO
    TODO ES SILENCIO Y GRANDIOSIDAD
    SOLO EL RUMOR DE LAS AVES
    ROMPE EL ARRULLO DE LA SOLEDAD

    LAS NUBES VIENEN SOMBREANDO
    A MATACUERVOS QUE YA SANO
    TORAZO QUE FUE INDULTADO
    QUE NUNCA EN LA VIDA JAMAS LES PIDIO

    MATACUERVOS, MATACUERVOS
    POR ALGO TE PUSE ASI
    YO VI LLEVARSE EN TUS CUERNOS
    A CUERVOS TRAVIESOS CUANDO ERAS ASI

    MATACUERVOS, MATACUERVOS
    LA PLAZA ENTERA TE VIO LLORAR
    CUANDO BRAVO TE NEGABAS
    Y TU NO QUERIAS EL RUEDO DEJAR

    LA LUNA EN EL CAMPOGRADO
    MIENTRAS QUE ALUMBRA REZANDO ESTA
    VERONICAS DE ORO Y SEDA
    EN MATACUERVOS PENSANDO ESTA

    LA NIEBLA VIENE BAJANDO
    CON MATACUERVOS QUIERE JUGAR
    QUE ASI JUGABAN ANTAÑO
    CUANDO ERA UN BECERRO
    BECERRO SIN PAR

    ResponderEliminar
  6. No entiendo a los antitaurinos, aqui un señor Roch les invita a que respeten y se lanza a ofenderlo personalmente. Ceo que la propuesta era que buscarán esos datos como una constancia de que hay gente para la cual la tauromaquia es muy importante y que ello merece respeto aun cuando a otros no les guste. que los que no ls guste, no vayan a los toros y los que gustan puedan ir a s sus corridas, pero ¿por que los que no les gustan quieren imponer sus criterios de supuesta verdad a los demás?, eso es lo que raya en la intolerancia.

    ResponderEliminar
  7. ¿Censuras la verdad porque no quieres enfrentarte a ella? Espero que nunca llegues a ser la directora de un diario/periódico... censar es lo mismo que evitar encontrarte con otras realidades diferentes a la tuya.
    Respeten a los animales, sean veganos, no participen en la maltrato del toro.

    ResponderEliminar
  8. Cuanto autoritarismo en esto verganos totemicos y hemofobicos!, bah!

    ResponderEliminar
  9. Cuanta hemofilia y vergalabia autoritaria en la tauromaquia! bah!

    ResponderEliminar
  10. Intentáis autoconvenceros de que tenéis amor por el toro cuando lo único que hacéis es infringirle dolor y una muerte agonizante.
    ¿Arte? ¿Llamáis arte a destrozar a un animal bravo a lanzadas? Yo creo que os divertis y os gusta porque no empatizáis con el animal. ¿Qué pasarías si se diése la vuelta a la tortilla y fuéseis vosotros los que sufrís lo que sufre el toro? ¿Sería arte también? (Empatía= capacidad para ponerse en el lugar del otro y saber lo que siente)
    Muchos alegáis que el toro nace para ser matado en una plaza. ¿Quién os creéis que sois para decidir para qué vive un animal? ¿Dioses divinos o algo así?

    Me parece de una hipocresía, un egoísmo y un cinismo increíble que existan personas que estén a favor de esta crueldad.
    Aprender a respetar a los seres vivos que integran nuestro mundo es lo que tenéis que hacer.

    ResponderEliminar